Un pequeño homenaje, recuerdo permanente de voces femeninas que la historia no ha puesto en su lugar. A las que se ha arrebatado protagonismo por su género, pero que han hecho una enorme contribución al avance de nuestra sociedad.

Este artículo es continuación del artículo El Papel de la mujer en la historia de la energía

Tenemos muchos ejemplos de grandes mujeres, cuyo conocimiento y afán de superación las ha sobrevivido y convertido en modelo para otras muchas de nosotras, por lo que siempre les estaremos agradecidas. Aquí os presentamos solo 10 ejemplos de ellas:

LUCIA GALVANI, (1737-1798), de origen italiano, es la hija de un profesor de la Universidad de Bolonia. En 1764, se casó con Luigi Galvani, médico y Rector de la Universidad de Bolonia. Galvani se interesó por la electricidad como fluido nervioso y su mujer siempre fue una observadora atenta de sus trabajos. Galvani cuenta en sus propios escritos cómo fue su mujer quien descubrió el primer sistema cerrado de conducción del flujo energético acercando dos piezas de metal al cuerpo disecado de una rana mientras se activaba una carga eléctrica. Este descubrimiento fue el origen de la pila voltaica (desarrollada por Alessandro Volta también en el siglo XVIII, quién se inspiró en los trabajos de Galvani)

HERTA MARKS AYRTON (1854-1923). De origen inglés, casada con el físico William Edward Ayrton. Luchadora infatigable por el sufragio femenino, protectora de las mujeres perseguidas por pedir el derecho al voto y gran amiga de otra excelente científica, Marie Curie.

Especializada en ingeniería eléctrica. Sus trabajos sobre el arco eléctrico permitieron mejorar los sistemas de alumbrado urbano. En 1899, Herta fue la primera mujer en leer los resultados de sus investigaciones ante la Institution of Electrical Engineers, un privilegio que le negó la Royal Society porque era…mujer. Fue el ingeniero irlandés John Perry quien leyó los trabajos de Herta Marks Ayrton en la Royal Society en 1901.

EDITH CLARKE (1883-1959), de origen americano, fue la primera mujer ingeniera eléctrica, la primera en sacarse un diploma del MIT en 1918 y la primera profesora de Ingeniería eléctrica. Escribió el manual Circuit Analysis of A-C Power Systems, libro de texto de referencia en el campo de la ingeniería de la energía. En una entrevista declaro: “No hay demanda de ingenieros mujeres… pero siempre habrá demanda para cualquier persona que pueda hacer bien su trabajo”.

MARIE CURIE (1867 – 1934), uno de los nombres más importantes del panorama científico. Junto a su marido, Pierre Curie, dedicó su vida a estudiar la radioactividad, logrando importantes avances en ese campo y consiguiendo aislar dos elementos, el Polonio y el Radio. Sus investigaciones, junto a las de otros científicos de la época, sentaron las bases de las centrales nucleares en las que se produce electricidad hoy en día. Cabe destacar además que Marie fue la primera mujer en dar clase en la universidad y la primera persona en la historia en conseguir dos premios Nobel en dos campos diferentes, Física y  Química. Una pionera de pioneras.

MARIA TELKES (1900 – 1995), Nació en Budapest, donde obtuvo su doctorado en Fisicoquímica. Se trasladó a los Estados Unidos, trabajando en el MIT (Instituto de Tecnología de Massachusetts). Fue una extraordinaria inventora en el campo de la energía solar; diseñó el que se conoce como primer sistema de calefacción solar instalado en una casa en Dover en 1948. También el primer generador termoeléctrico en 1947, una cocina solar con un diseño que, con algunas variaciones, se sigue usando hoy en día e incluso un sistema de destilación solar que fue incluido en los kits médicos del ejército para potabilizar agua. Realizó grandes avances en la investigación sobre materiales para almacenar energía térmica, incluyendo sales fundidas.

En 1952 fue reconocida su labor cuando se convirtió en la primera receptora del premio de la Sociedad de Mujeres Ingenieras. Además también recibiría en 1977 el Premio Charles Greeley Abbot.

La labor y esfuerzo de esta gran mujer se puede calificar sin ninguna duda como de una enorme contribución a la calidad de vida de toda la humanidad.

IDA TACKE (1896 – 1978), física y química nacida en Alemania, fue la primera científica en mencionar la idea de la fisión nuclear, en 1934, Junto con su marido Walter Noddack, descubrió el elemento renio, de número atómico 75. Fue nominada tres veces para el Premio Nobel de Química, sin embargo su trabajo prácticamente fue ignorado.

LISE MEITNER (1878 – 1967), física austriaca conocida por su investigación sobre la teoría atómica y la radiactividad. Nunca fue reconocida como coautora del descubrimiento del punto de fisión nuclear, y fue a Otto Hahn en solitario a quien le otorgaron el premio Nobel de Química por ello. Si recibió el reconocimiento por sus contribuciones a la física en 1966, cuando le fue concedido el Premio Enrico Fermi en Estados Unidos. Sugirió la existencia de la reacción en cadena, con lo que contribuyó al desarrollo de la bomba atómica. En su honor, al elemento químico 109 se le puso el nombre de Meitnerio.

HELEN EDWARDS (1936 – 2016). Colaboradora de excepción del Laboratorio Nacional Fermi (Fermilab), en Chicago, lideró en los 80 el equipo responsable del Tevatron, el mayor acelerador de partículas de energía de la época, hermano mayor del actual Colisionador de Hadrones del CERN. El Tevatron se basó en imanes superconductivos y supuso un pilar fundamental en este campo, ya que durante 25 años fue el colisionador de partículas más potente del mundo. El Tevatron se encendió en 1983, cuando comenzó a suministrar haces de partículas para los experimentos de objetivo fijo de Fermilab. Grabó sus primeras colisiones protón-antiprotón en 1985 y fue utilizado por científicos para encontrar el quark top en 1995 y el neutrino tau en 2000, dos de las tres partículas fundamentales descubiertas en Fermilab. Se considera que su labor en Fermilab hizo que éste sea lo que es hoy día.

HELEN QUINN (1943), física australiana naturalizada estadounidense, ha basado su trabajo en la física de partículas. Las fuerzas electromagnéticas, la materia o la materia oscura han sido los grandes temas en la vida profesional de esta mujer, que hoy en día es profesora de física en el Stanford Linear Accelerator Center. Imparte charlas públicas en distintos países sobre «la antimateria perdida». En California, trabaja con maestros de primaria y secundaria para acercar y emocionar con la física a los estudiantes. Preside la Junta de Educación de la Ciencia del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (NAS) y ha participado en varios de sus estudios.

LENE VESTERGAARD HAU (1959), física danesa, profesora en Harvard, ha conseguido cosas que parecen más obra de la magia que de la física. En 1999 fue una de las responsables de la creación de un nuevo estado de la materia, conocido como condensado Bose-Einstein. En 2001 se convirtió en la primera persona que usó ese estado para ralentizar la velocidad de la luz hasta pararla. En el campo de la computación cuántica consiguió, junto a su equipo, transferir luz a una onda de materia y viceversa.

Y aunque pueda parecerlo, las cosas no han mejorado tanto. En el último informe editado por la Dirección General de la Mujer (Consejería de políticas sociales y familia) este mismo año, sobre la  Estrategia Madrileña para la Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres 2018-2021, nos encontramos un panorama en las Universidades actuales no muy alentador; y es que a pesar de ser mayor el número de estudiantes femeninos, estas no se matriculan en grados de ingenierías, probablemente porque a pesar de que las STEM tienen un escasa incidencia de desempleo, también tienen una falta total de modelos femeninos a seguir, lo cual desmotiva y crea la conciencia de que en estos sectores no se podrán alcanzar metas si no eres un auténtico genio. Y es que el mundo universitario presenta la misma contradicción, utilizado hoy en día especialmente por mujeres, pero dirigido mayormente por hombres. Vemos si no el número de rectores vs rectoras.